Ley de la ventaja

La regla 5 del Reglamento del Fútbol está dedicada al árbitro. Entre sus "poderes y deberes" se cita uno particular, objeto de este post:

Permitirá que el juego continúe si el equipo contra el cual se ha cometido una infracción se beneficia de una ventaja, y sancionará la infracción cometida inicialmente si la ventaja prevista no sobreviene en ese momento.

Uno de los espíritus del Reglamento del Fútbol es hacer que el juego tenga dinamismo, fluidez, continuidad. Esto se asemeja a deportes como el handball y el rugby, pero se diferencia de otros, como el básquet (salvo por la jugada del +1 -and one-) y el vóley.

Este "deber" de permitir la continuidad ante una situación favorable se conoce como "Ley de la ventaja", "Dejar seguir" o, simplemente "continuidad". El árbitro lo indica, sin hacer sonar el silbato, mediante la extensión de sus brazos (y con lenguaje verbal si lo considera necesario -"siga, siga"-):

siga, siga

Esta indicación visual es de ayuda para que, tanto público como jugadores, interpreten que hubo consideración de infracción, y que el criterio es que la continuidad de la jugada es más beneficiosa (para el equipo perjudicado) que la sanción de la misma.

Si en "los próximos segundos" de la jugada la ventaja "no se desarrolla", el árbitro debe retrotraer la jugada y sancionar la infracción original.

En general, "situación favorable" se refiere a una oportunidad inmediata de gol o ataque prometedor claro. Para ello, es necesario la posesión del balón, y una posición prometedora. Será extraño la aplicación de esta "ley" en una situación de defensa o de lejanía de la meta rival.

Una potencial amonestación o expulsión en una situación de ventaja, deberá esperar hasta la interrupción del juego. Luego de reanudado, ya no podrá realizarse.

Les dejo un video con una aplicación de ley de ventaja:

Siga, siga...