Uruguay, te queremos ver campeón

(Uruguay, te queremos ver campeón1)

En poco días comienza una nueva y renovada (?) versión de la vieja, querida, y a veces ninguneada Copa América. Todos sabemos que en tiempos de derechos televisivos, Internet y sponsors, Uruguay no es el candidato más atractivo para los que se llevan el premio mayor al organizar y auspiciar este torneo ($$$$$). Paga más una final entre Argentina y Brasil, o alguno de ellos dos con México, que una final donde esté el insoportable enano de Uruguay.

Por suerte esto es fútbol y, a pesar de escándalos, dudas, cabezas de serie y algunos otros negocios turbios, la celeste cuenta con uno de los mejores planteles de América. La formación del Maestro, salvo lesiones (justo ahora Luis), se recita de memoria. Un plantel que se supo sobreponer a la ausencia del mejor nueve del mundo en el comienzo de la eliminatoria y que se repetirá seguramente durante toda la primera fase, por esa lesión de último momento2.

Qué selección de las otras 15 que participan no desearía tener a Cavani en su delantera. El pobre Edin ligó justo ser el Salieri de Suaréz, y sacrificar su posición en la cancha, pero ha demostrado que de frente al arco es uno de los delanteros más efectivos del mundo, esperemos que pueda brillar al nivel que se merece en la selección. El medio con Arévalo Ríos, “el Pato” Sanchez como indiscutible desde que ingresó al plantel, y una linea final con los dos mejores zagueros de la actualidad hacen que la ilusión este intacta.

La copa será muy competitiva y pareja, nadie duda de la calidad de Colombia, Chile, Paraguay o Perú que juega muy bien pero en la eliminatoria no se le dieron los resultados. México seguramente sea protagonista y se sentirá local aunque Trump no lo quiera.

Es por eso que el desafío es aún mayor, será un torneo donde Argentina va a querer saldar esa deuda que tiene desde 1993 y donde Brasil, nunca se sabe bien como, aunque se presente con once ciudadanos se mete en la definición. Uruguay apelará a su estilo, ese que rompe los ojos cuando lo ves jugar y no sos hincha, pero que te hace sufrir como un loco, transformando cualquier partido de cuarta en un encuentro épico (K.O. de Palito Pereira incluido en el precio de la entrada).

Siendo sinceros, de todas las selecciones que se presentan al torneo es la única que históricamente le ha faltado el respeto a Argentina y Brasil, le ha ganado de las formas más inverosímiles, fruto del convencimiento, la calidad de los jugadores y el saber que nada es imposible.

Los campeonatos cortos le quedan bien a esta selección, seguramente no despliegue el fútbol más agradable para el espectador, pero para salir campeón no hay que jugar lindo, hay que hacer un gol más que el rival. Es por eso que en base a ese mito construido sobre la garra Charrúa, que cuenta entre sus victorias comerse a Solís (quizás el único triunfo real de los charruas), esta versión colonizada de descendientes españoles, italianos, y vaya uno a saber de donde más, tiene esa envidiable cantidad de Copas América. Junto con sus dos rivales clásicos, son las únicas selecciones sobre todo el planeta que pueden poner en competencia tanta gloria y tantos títulos en un campo de juego.

En definitiva, Uruguay, ese invento Inglés, estado tapón entre las dos potencias del Sur, ha sabido interpretar muy bien ese otro invento Inglés, mucho más importante, conocido como football, fútbol, fulbo, fobal o simplemente jugar a la pelota, y le ha permitido no solo ser animador constante de este torneo sino su máximo ganador histórico3.

  1. Horrible estribillo de canción sobre la celeste para el Mundialito del 80 (Sin link para evitar daños auditivos).

  2. Todos sabemos que fue una conspiración de Messi y Mascherano para sacar a Luis de la Copa.

  3. En el peor de los casos si sale campeón LA Argentina y nos empata la estadística, puede que no me caliente tanto porque se que muchos buenos amigos van a estar muy felices e invitarán la cerveza y el asado (al carbón).-