/ reglas

Entre mitos y curiosidades

Un listado de mitos y curiosidades que surgen de la opinión popular y la interpretación del reglamento:

"La mano 'pegada al cuerpo' no debe sancionarse"

Lo que menciona el reglamento es la voluntariedad del uso de la mano (entendiendo por "mano" todo el brazo, desde el hombro -no incluido- hasta los dedos de la mano). Obviamente el uso impropio del brazo hacen a esta "voluntariedad", pero en términos concretos la mano "pegada al cuerpo" o separada de él, no hacen diferencias.
Sí es necesario aclarar algunas interpretaciones que hacen los árbitros a la hora de sancionar una "mano", entre las que se encuentran:

  • El movimiento de la mano hacia el balón
  • La distancia entre el adversario y la mano (para una posible interpretación de un balón llegando de forma inesperada)
  • La posición de la mano no presupone necesariamente una infracción
  • El impedimento "deliberado" de que un adversario reciba el balón, o de que el balón entre en el arco.

"El capitán le puede protestar al árbitro"

Algunos estatutos, como el de la RFEF (Real Federación Española de Fútbol), establecen que el capitán debe "procurar que todos sus compañeros observen la corrección debida" y "cumplir las instrucciones del árbitro, colaborando en la labor de éste".
Se interpreta que el capitán representa a su equipo en el terreno de juego, pero a requerimiento del árbitro. Por lo tanto, no tiene derechos de "protesta".

"No se puede gritar 'mía', 'voy' o 'dejala'"

Esto es un depende. En realidad, se puede gritar todo lo que se quiera, siempre que no sea en intento de engaño para que el adversario realice, por este engaño, alguna acción (como dejar pasar una pelota, o jugarla involuntariamente).
En caso de infracción, el árbitro sancionará tiro libre indirecto y mostrará tarjeta amarilla.

"No se puede terminar el partido antes de un penal"

David Idiart nos lista algunas curiosidades que se reproducen en este post.

Del exárbitro Carlos Coradina:

Marcelo Araujo solía decir: "El único momento en que no se puede terminar un partido, una vez que el tiempo concluyó, es en la ejecución de un tiro penal". Seguramente Araujo quería poner el énfasis en el tiempo de juego, pero en realidad si el tiempo está cumplido y un jugador tiene un penal a favor, no siempre se puede ejecutar.
Pensemos en una jugada que concluya en un penal y por esa falta el jugador infractor sea expulsado. Este equipo cuenta con sólo 7 jugadores y a causa de esta expulsión, queda automáticamente con 6. En este caso, el penal no se debe ejecutar. El encuentro deberá suspenderse.

"Vengan muchachos, pique"

El "bote a tierra", "balón a tierra" o "pique" usualmente enfrenta a un jugador de cada equipo, pero lo pueden disputar todos los jugadores que quieran.
El "pique" es, pues, "dejar caer el balón para reiniciar el juego".

Tiro libre a favor, gol en contra

¿Qué se cobra si en un tiro libre un jugador patea hacia su arco y convierte un gol en contra? El juego debe seguir con un córner. "No se puede favorecer al equipo infractor".

Gol de pelota pinchada

¿Debe cobrarse un gol cuando la pelota ingresó pinchada? El reglamento dice que no:

Si el balón explota o se daña durante un partido:

  • se interrumpirá el juego;
  • el partido se reanudará dejando caer el balón de reserva a tierra en el sitio donde se dañó el balón original, a menos que se haya interrumpido el juego dentro del área de meta, en cuyo caso el árbitro dejará caer el balón de reserva a tierra en la línea del área de meta paralela a la línea de meta, en el punto más cercano al sitio donde el balón original se encontraba cuando el juego fue interrumpido.

"Muevo yo, Mauro"

El capitán que gana el sorteo inicial sólo puede elegir el campo, por lo tanto el saque quedará para su rival.