/ 30equipos

Fecha 24 - Los partidos

Para esta fecha me permito un análisis menos estadístico y más visceral. Es la fecha donde se "acumulan" los clásicos del torneo. Veamos:

  • Aldosivi - Crucero del Norte: Sic, sic: Aldosivi.

Aldosivi tuvo una ráfaga de victorias en el medio de dos rachas de resultados negativos (al principio del torneo, y actualmente). Le ganó, por ejemplo, a Boca Jrs. y San Lorenzo, quienes mandan en el torneo.
Crucero todavía no encuentra su lugar en el torneo: sólo le ganó a Temperley y a Defensa y Justicia. Da la sensación de que de local debería poder mucha más de lo que puede, pero no ha sido el caso. Se está yendo al descenso y no le quedan muchas fechas para revertir la situación. Está último en el torneo con sólo 14 puntos.

  • Atl. Rafaela - Belgrano: Sic, sic: Belgrano.

A Rafaela todo parece costarle mucho. No logró en todo el torneo encontrar una identidad de juego que le permita asentarse como un equipo respetado.
Belgrano es una de las revelaciones del torneo, y se ganó el respeto de sus rivales. De la mano de Zelarayán, perdió sólo una vez por una diferencia de más de un gol (1-3 ante Rosario Central). Tiene personalidad y se hace respetar dentro de la cancha. Además a Rafaela lo tiene alquilado.

  • Colón - Unión: Sic, sic: Unión.

Colón no es el equipo que conocíamos antes de la debacle del descenso y su posterior regreso. Le cuesta hacer pie, aunque muestra buen juego de tanto en tanto (como contra San Martín y Defensa y Justicia).
Unión perdió poco en todo el torneo (aunque mucho en el último tramo) y demostró que, cuando se lo propone, es uno de los equipos con mejor juego de los 30 que participan del torneo. Además, lo tiene a Malcorra, un distinto.

  • Def. y Justicia - Arsenal: Sic, sic: Def. y Justicia.

Acá me la juego, porque a Defensa sólo se lo reconoce por su espectro, porque nunca se lo vio en cuerpo y alma dentro de la cancha. De vez en cuando tiene 5' que parece la Naranja Mecánica, pero los 85' restantes es puro sacrificio y nada de juego.
Arsenal, de la mano de Ricardo Caruso Lombardi, no entiende todavía a qué juega. Sólo el partido ante Newell's pareció ser una muestra de lo que puede entregar. El resto, mucha duda y poca llegada de gol.

  • Estudiantes - Gimnasia: Sic, sic: Estudiantes.

Estudiantes quiere jugar al fútbol. Milito pregona juego, y a esta cuenta eso le gusta. Perdió poco en el último tiempo y demuestra que con trabajo los resultados llegan.
Gimnasia hizo una muy buena campaña hasta el momento, aunque se ensució mucho en los últimos partidos, con derrotas que hasta no mereció. Troglio manda a sus jugadores a morir dentro de la cancha, y se los aplaude por eso.

  • Huracán - San Lorenzo: Sic, sic: San Lorenzo.

Huracán mira de reojo el descenso, porque la campaña que lleva hasta el momento no es buena. En los últimos partidos consiguió mejores resultados, pero sólo en lo estadístico. Futbolísticamente no gusta.
San Lorenzo lidera este torneo y sueña con llevárselo, de la mano de un juego más eficiente que bonito. Pero pregúntenle a sus hinchas qué prefieren.

  • Independiente - Racing Club: Sic, sic: Racing.

Al Independiente de Pellegrino nunca le sobra nada. Gana más de lo que pierde, pero siempre sufriendo.
Racing tiene más juego y, creo, merece más de lo tiene hasta el momento. Si Bou y/o Milito están enchufados, son un peligro para cualquier rival.

  • Lanús - Banfield: Sic, sic: Lanús.

Lanús no hizo una campaña buena, pero está mejorando en el último tiempo, y tiene un equipo con mucha tezón y caracter para enfrentar los malos momentos. Este clásico puede ser una oportunidad de oro para demostrar todo lo que puede hacer.
Banfield intenta jugar lindo, pero sólo ha cuidado su arco desde que tiene como DT a Vivas. Almeyda era un kamikaze del fútbol: todo para adelante y a la vuelta vemos. Ojalá salga un lindo partido.

  • Nueva Chicago - Argentinos Juniors: Sic, sic: Argentinos.

Chicago estuvo como 20 fechas sin ganar, y ahora parece que se acordó que no se quiere ir al descenso. De todas formas, todavía no juega a nada que tenga forma de Primera División.
Argentinos es muy irregular, aunque tiene buenas intenciones. Los resultados no lo acompañan y, siendo sinceros, el juego tampoco.

  • Olimpo - Sarmiento: Sic, sic: Olimpo.

Olimpo es un equipo que, desde que cambió de DT, también ha cambiado de actitud y de forma de juego. Ya se hace respetar y tiene con qué.
Sarmiento, por su parte, empezó demostrando mucho juego, pero se fue diluyendo conforme pasaron las fechas. Hoy parece un equipo más, de esos que a los más empatan.

  • River Plate - Boca Juniors: Sic, sic: Boca.

River todavía tiene el agrande de la Copa, una resaca que le dura tanto que casi pareciera no querer volver a tomar. Gana más de lo que pierde, pero gana más de lo que merece.
Boca empezó hecho un violín, y hoy tiene más dudas que certezas. Está segundo y con mucha presión por ganar algo. Presión + buenos jugadores puede ser una buena fórmula para enfrentar a su eterno rival.

  • Rosario Central - Newell's Old Boys: Sic, sic: Central.

Rosario está polarizada: Central sorprende, juega bien, gana mucho y gusta. Newell's está triste, cambia de técnicos, no levanta cabeza y no mejora. Pero "los clásicos son clásicos".

  • San Martín (SJ) - Godoy Cruz: Sic, sic: San Martín

San Martín se hizo fuerte de local todo el torneo. Tiene un equipo que no desentona y tiene con qué hacerle frente a cualquier rival.
Godoy Cruz vive una crisis, mezcla de lo deportivo con lo institucional, que le ha hecho perder el foco. Hace tiempo que no juega a nada, y parece no importarle.

  • Temperley - Quilmes: Sic, sic: Quilmes.

Parece un partido malo, pero es uno de los pocos partidos que quiero ver sí o sí esta fecha. Temperley me gusta cómo juega: tiene actitud y va para adelante, y acompaña muchas veces con buen fútbol.
Quilmes recibió, de la mano del Colorado Sava, una caricia a su juego. Sorprende el cambio en sus jugadores. Hoy son un equipo, y un equipo en serio. Promesa de partidazo.

  • Tigre - Vélez: Sic, sic: Tigre.

Tigre empezó muy bien, y hoy enfrenta algunas dificultades para asentarse. Pero tiene un equipazo y le puede ganar a cualquiera.
Vélez hoy es cualquiera. Está en una etapa de recambio y transición, llena de pibes y de viejos, y es esperable que su juego sufra altibajos como los que está sufriendo.